Cafeteras automáticas. ¿Cuál es mejor comprar?


Última actualización: octubre, 2017

Las cafeteras automáticas hacen el café más fresco (de frescura, no de temperatura) porque muelen el grano mientras las usas. Sin pérdida de tiempo, sin palabras y sin aceites, algo que a veces pasa con el café molido. Encontrarás muchas diferencias de precios en las máquinas que recomendamos, pero te hemos listado las mejores según presupuestos.

Las más caras acostumbran a ser las que lo hacen absolutamente todo haciendo un café que incluso un profesional estaría orgulloso. Hay montones de características que vienen con el precio, por ejemplo, la habilidad de personalizar las preferencias del café, tipos de leche, incluso algunos modelos tienen wifi… Al principio de esta comparativa encontrarás distintos modelos de cafetera automática que hemos probado y nos han gustado, a distintos precios y al final, una guía completa de las cosas a tener en cuenta. Para que no tengas que salir de aquí para saberlo todo.

Mejores cafeteras automáticas

Un consejo, recomendaríamos mirar cada cafetera superautomática y lo que tenemos que decir de ella en vez de comprar la primera que veas. Piensa que los precios son superiores a 300 euros casi siempre en estos modelos de cafeteras. Realmente tienes que tener presente como te gusta el café y lo que buscas en una buena máquina. Si no lo tienes claro más abajo te damos algunas indicaciones.

Mejor calidad-precio. DeLonghi Magnifica (400€)

Por lo que pagas, es el modelo que más calidad ofrece. La Magnifica hace honor a su nombre ya que tiene un alto valor, con doble calentador, algo que no se encuentra muy a menudo en este rango de precio. Ya no hace falta esperar que la preparación del café se termine para que el vapor empiece, todo pasa de una tirada. De hecho, es de las pocas cafeteras automáticas con el ratio más bajo de devoluciones, es decir, que los consumidores se la quedan.

Mejor precio encontrado:
399€comprar DeLonghi Magnifica barataoferta y comprar cafetera automática barata

Verás que es muy fiable y durable que hace que DeLonghi sea conocida por esto. Sin duda nos han encontrado los controles diales que añaden otra capa de confianza. Tenemos que remarcar alguna cosa que no nos haya gustado tanto, en este caso lo que hemos visto ha sido que el sonido que hace es bastante ruidoso por la parte del molinillo, comparándola con otras cafeteras superautomáticas de la misma clase. Por el precio que tiene podemos vivir con este problema.

Hay que tener en cuenta que este tipo de máquinas que incorporan el moledor, no son de lo mejor para los granos oleosos, así que te tendrás que asegurar que tienes un tostado más bien medio para un espresso óptimo en cuanto a gusto y lo fuerte que sale de la máquina.

A modo de conclusión podemos afirmar que por el relativo precio económico combinado con un diseño superior, además de un soberbio grado de elementos hace a la Magnifica… Magnigica. La mejor de las cafeteras automáticas en calidad-precio que puedes encontrar en el mercado hoy en día. Si no quieres gastarte más de 500 euros en un cacharro de estos, esta es la primera opción que tienes que considerar, para cualquiera que le suponga un esfuerzo pero que valoren un buen café la DeLonghi es la perfecta.

Mejor todo en una. De’Longhi Autentica ETAM29.510.B (500€)

Sin duda se notará su presencia en la cocina ya que es un modelo que abulta bien, así que primero considera si tienes espacio. Nosotros lo teníamos en el tiempo que lo hemos probado. Es una máquina que no te hace jugar a ser barista, ya que con un solo botón tienes de grano a café en un momento.

Mejor precio encontrado:
469€comprar DeLonghi Autentica ETAM29510B barataoferta y comprar cafetera superautomática barata

Después de pulsar “Doppio+” en el panel de control, los granos se molieron, el agua se usó con el filtro opcional que dispone y obtuvimos un genial espresso doble. La crema era gruesa y tenía buen aroma. Encuentras la versión De’Longhi Autentica Cappuccino o la LatteCrema dependiendo de tus gustos (en la oferta de más arriba puedes seleccionar cuál te gusta más).

La zona dónde se aguanta la leche que por cierto es removible, te permite decidir la cantidad de espuma que quieres, antes de poder usar el menú de la leche. Están todos disponibles en este. Caffelatte, café con leche, Latte Macchato… Puedes personalizar la bebida sin inconvenientes. En mi caso me encantó el café con leche con la cantidad de espuma más baja. Muy cremosa sin que el gusto de la leche sobrepasara el del café.

Para aquellas personas que les gusta un café menos fuerte, también hay opciones puesto que puedes hacer Americanos y “Long Coffee”, en el que la Autentica prolonga el tiempo de preparado de café de la cafetera automática para hacerla. Por lo que hace a preparar esta opción o cualquier otra, tanto la zona del agua como de los granos se puede acceder desde arriba, mientras que la leche se pone delante, mucho más fácil para limpiar. Es perfecta para como máquina todo-en-una.

Mejor cafetera superautomática. Jura Impressa (900€)

Entramos en un rango cercano a los 1.000 euros pero con muchíssima calidad. Nosotros no nos la podemos permitir pero hemos tenido la opción de probarla unos días. La Jura Impressa impresiona sin duda, no sólo por el precio. Se trata de un paso tecnológico en el mundo de hacer café en casa, y aún así es muy fácil de usar. Viene con una pantalla totalmente operativa y llena de color en la parte delantera que te deja pre-programar seis bebidas en un solo botón.

Mejor precio encontrado:
899€comprar Jura Impressa barataoferta y comprar cafeteras automáticas baratas

Podrás hacer de la manera más sencilla un espresso, latte macchiato, cappuccino y todo tipos de café (aquí más), con opciones de agua y leche. Además de esto es muy rápida y silenciosa. Algo que parece incompatible con tanta tecnología pero sí que lo es en esta. Si tenemos que decir cuáles son las cosas malas que nos encontramos lo primero que nos viene a la mente es el precio caro. No todo el mundo puede pagar casi mil euros, aunque con la oferta que hemos enlazado más arriba sale un poco más barata.

A parte de esto está bastante limitado al mercado, por lo que es de esas cafeteras automáticas que recomendamos si ya llevas un tiempo con cualquier máquina de café y quieres subir al nivel más alto que existo. Así pues decir que la Jura Impressa ha jurado impresionarnos (guiño) y lo ha conseguido. Apunta a ser de las cafeteras superautomáticas más premiadas este año. Por esto la hemos considerado la mejor que puedes comprar si tienes el dinero. Con todos sus botones, accesorios, elegante pero desarrollada tecnología, y lo mejor, la habilidad de hacer un espresso que parece hecho a Italia.

Guía de cafeteras automáticas

Para algunos, comprar un cafetera para hacerse su espresso se trata de un pequeño ritual que sólo puede hacerse dentro de casa. Para mi es después de la siesa por ejemplo. Para otros, tener una cafetera automática es para tener la máxima funcionalidad. Piensa que en este caso no se trata de un modelo barato, si no de una compra importante, que te puede enamorar cada vez que bebas un café.

Mientras que en un mundo ideal, te encantaría tener el tiempo suficiente para practicar este arte y ritual del que hablábamos para llegar a hacer el mejor café jamás bebido, hay que tocar de pies a tierra. Será difícil que lo consigas con una cafetera de goteo por ejemplo, que es mucho más sencilla y pasa por alto muchos factores para hacer un buen café. Si estás aquí es porque quieres el mejor café en casa: excelente, auténtico y pulsando un botón.

Por suerte para ti, tus días gloriosos han llegado. Es hora de saberlo todo sobre las cafeteras automáticas (también llamadas superautomáticas).

Razones para comprar una cafetera automática

  • Rápidas. Mucho más que cualquiera de las otras máquinas de café o formas instantáneas de hacerlo ya que te lo hacen todo. Si siempre tienes que salir y cada segundo cuenta, nada podrá superar a una super automática. Además muchas no necesitan ser limpiadas. Exacto, lo hacen solas así que te pones por delante de todo el mundo.
  • Convenientes. Sin suciedad, nada de granos de café por las esquinas, sin molido, sin tener que tirar el papel de filtro, sin preparación…
  • A prueba de tontos. De hecho hasta un niño te puede preparar el café. Incluso uno de los anuncios de la marca Saeco dicen “tan fáciles que hasta un niño las puede usar”. Hay muchas personas que no les interesa aprender como hacer un buen café, si no que quieres un buen café con facilidad. Además no olvides que los vecinos, amigos y en comidas los que no la han usado nunca también la pueden operar.
  • Consistente. Con otras lo que te encuentras es que cada vez te sale un gusto ligeramente distinta aunque sigas el mismo proceso. Con estas siempre obtendrás el mismo, sin sorpresas.
  • Prácticas. Los bebedores no quieren una “sesión de hacer café” sino un “descanso para el café”. Las cafeteras automáticas respaldan esta idea. Seguramente el tipo más práctico que te puedes encontrar hoy en día.

Opciones, características y componentes que las integran

Para empezar y como base, encontrarás los mismos componentes que encontrarías en cualquiera máquina manual. Una bomba de agua, calentador (doble algunas veces), una vara para el vapor y también botones y controles. La diferencia principal en una cafetera superautomática es que el portafiltros y la canastilla para la preparación son reemplazados por una cámara interna de preparación.

cafeteras automáticasAdicionalmente hay un molinillo de café cónico de gran calidad. Como decimos en su correspondiente comparativa, el molido es de lo más importante para un buen espresso o café en general, por esto se le da tanto énfasis a esta parte. Se muele en la propia y se dispensa él solo para preparar la bebida.

Un pequeño ordenador incorporado controla varias funciones, con opciones de personalización, claro. En algunas encontrarás una pantalla que te dejará tocar bastantes opciones, teniendo también ciclos de limpieza además de la misma preparación. Aunque en muchas las opciones son similares, hay suficientes para que te las clasifiquemos.

Sistema de caldera o calentador

La elección cae entre un calentador de un solo sistema (por ejemplo Saeco Odeo Go II o Jura ENA5 para decir algunos), o un sistema dual en otros modelos. Con estos últimos, cuando cambias al modo vapor, este está disponible al cabo de 10 segundos. Los que utilizan únicamente uno tardan casi un minuto, o sea que la diferencia es notable.

Además de esto, después de usar el sistema doble con la leche, la cafetera automática ya está disponible inmediatamente para hacer más café si quieres. Con las de un solo calentador tienes que esperar casi 5 minutos entre café y café para que se enfríe un poco. Por esto recomendamos tanto la DeLonghi Magnifica que te hemos enlazado al principio, porque por ese precio no se encuentre algo así tan fácilmente.

De nuevo, como más bebidas dependientes de leche hagas en un día, más recomendado es que elijas un calentador de sistema dual. Si usas tu cafetera primariamente para hacer un solo espresso entonces tal vez es algo en lo que no necesites estar tan interesado. Algunas Saeco, Jura y Bosch son de un solo calentador, pero tienen una función que intenta actuar como un sistema doble pero que no es tan rápido. Podemos decir que set rata de una función que es mitad y mitad.

Zona del café

Se trata de un elemento muy importante en las semiautomáticas. Contiene el espacio o cámara dónde se ubica el grano de café. Desde ahí su función es dejar pasar unos cuantos granos para molerlos o triturarlos, hacer una pre-infusión, extraer espresso bajo una alta presión y finalmente desechar los restos en un contenedor.

Encontramos dos sistemas en estos, los que se pueden remover y los que no. Por ejemplo las marcas Saeco y Gaggia utilizan unidades que se pueden sacar con facilidad para limpiar. Así que abrimos la puerta y presionamos para desbloquear, este se puede quitar por si le quieres pasar un agua y sacar los residuos del café, y ocasionalmente limpiar la pantalla. Típicamente estas unidades están bastante escarpadas, aún así una de las cosas malas de estas cámaras es que están diseñadas para una sola tirada de café. O sea que para hacer un doble espressos la cafetera hará dos espressos consecutivos, uno tras otro.

Por su lado, Jura usa una unidad no removible. Ya que estas unidades son “unicuerpos” y hechas en el interior, estas cafeteras automáticas normalmente tienen un sistema mucho más sofisticado de limpieza que lo deja limpio a fondo y que puedes controlar con el pequeño ordenador. De alguna forma, este sistema es beneficioso para la longevidad de la máquina, ya que esta determina la frecuencia óptima de limpieza. Esto podría ser un beneficio para esas localizaciones que hacen más difícil pasarles un agua. Además, el contenedor incorporada puede contener más café y por lo tanto hacer un espresso doble de una tirada.

Dosificador dividido

Este tipo de dosificador te permite poner un segundo tipo de café además del grano “normal” que le acostumbres a poner. Este tipo de dosificador sólo acepta grano, no molido ya hecho. Esta característica vale mucho la pena si hay dos bebedores en la misma casa que se toman su café de una manera distinta, o para ofrecer más variedades a los invitados. La mayoría de cafeteras automáticas tienen esta opción, menos en los modelos más básicos.

Ajuste del molido

Ajustar el grano de molido está establecido desde fábrica y acostumbra a funcionar perfectamente desde que sacas la máquina de la caja. Todas tienen unas 5 funciones, para ajustar un poco más el molino interior si hace falta, y para compensar la rebaba si hace falta.

Todas las cafeteras superautomáticas de calidad acostumbran a tener ya molinillo de cerámica, ya que dicen que duran más que las que son de acero. Ya que las primeras tienen que estar afiladas mas tiempo, los fabricantes se han movido un poco de los ajustes y en vez de esto usan rotaciones del motor para determinar un molido correcto, así también se dosifica mejor. Así que con cafeteras de este estilo, no hay ajustes de molido disponibles a no ser que compres un tipo en aprticular que así lo especifique.

Pantalla digital

Una pantalla en la cafetera te da una descripción de cada función de la máquina. Por ejemplo si le falta agua, grano o cuando hay que falta limpiar, ajustar la temperatura del café, determinar opciones, y una lista mucho más larga. Esto es uno de los factores que hace que sea tan fácil de entender.

El único momento en que esto puede suponer un problema es cuando quieres hacer más uso de la pantalla, que acostumbra a ser cuando la cafetera es nueva y aún estás aprendiendo a usarlo. En este sentido es posible que te tome un minuto extra para ver lo que hace falta que se haga. Intenta anticipar quien usará la máquina, ya que como más usuarios la quieran hacer funcionar, más necesaria parece ser una pantalla para tenerlo más fácil para todos.

Programación digital

Aquí tenemos una función conectada a las pantallas de las que acabamos de hablar, ya que con estas viene un incremento de las opciones y ajustes que podemos elegir y se pueden meter en la cafetera automática. Por ejemplo, la temperatura de preparación del espresso puede ser cambiada, junto a modos de ahorro energético, molido y demás. Como regla general, como más cara es una cafetera más características ofrece. Piensa en las otras aplicaciones de tu casa como por ejemplo un lavavajillas o un microondas. Su precio dependerá de las funciones que tengan aunque también de la marca claro.

Dosis del café

La dosis es la cantidad en porción del café que se molerá y hará para tu taza. Los ajustes que puedas dar en este sentido te dejarán controlar lo fuerte que sale el espresso, aunque este es un aspecto que también se puede controlar indirectamente poniendo más o menos agua. De todos modos, para esos que quieran un espresso más cargado o más débil, se trata de un ajuste útil.

En algunas cafeteras automáticas como las Saeco o Gaggia así como otras marcas, los espressos dobles se obtienen presionando el botón un par de veces, así que uno doble contiene entre 7 y 12 gramos de café dependiendo de las opciones de Aroma que hayas seleccionado. La Jura que hemos listado en la parte superior, tiene un dosificación más amplia (de 5 a 16 gramos) y por lo tanto puede hacer los expressos en un solo ciclo. Un ahorro de tiempo importante para esos usuarios que lo necesiten.

Volumen de la taza

Te puedes encontrar con una cafetera superautomática con capacidad de 25 a 200 ml. Con esto te podrás hacer cualquier café muy fuerte hasta una taza de Americana o café con leche débil. El tamaño de la bebida puede variar dependiendo de la cantidad de agua añadida, ajustando las opciones de Aroma, y por supuesto con las opciones de leche y demás. Por un lado otras simplemente tienen controles de tamaño.

En los modelos con pantallas podrás encontrar opciones de tamaño de seis tamaños incluyendo dobles. Solo hay que aguantar cualquiera de los botones de preparación, programándolos con cada una de las opciones que quieras. Ambos métodos funcionan bien, por esto decíamos que como más personas de la casa utilicen la automática más se apreciará una pantalla y el hecho de poder programar.

Calentador

La mayoría (menos las más básicas) tienen una opción de calentar la taza que se puede encender o apagar. A parte de esto, la superficie plana viene muy bien para mostrar tus tazas más preciadas y bonitas. Si lo prefieres, siempre puedes calentar tus tazas de la manera tradicional que sería calentándolas con agua caliente, pero si la máquina tiene la opción porque no usarla.

Usándola por primera vez

Un utensilio de cocina como este te lo hará todo, desde moler, hasta filtrar el agua en algunos casos, pero es cierto que necesita un poco de toqueteo para decirlo así. No hace falta preocuparse, imagínate este aparato como una mascota de bajo mantenimiento. Uno que se va a caminar solo, se lava y se hace sus propias comidas. Si fueras el dueño de algo así, tendrías que abrirle la puerta igualmente o comprarle la comida, así como otras cosas básicas. Así que este concepto es el que se aplica con una cafetera de estas, por algún motivo se llaman superautomáticas.

La primera vez que utilices una, simplemente tienes que poner el agua a través del calentador como harías con una semi-automática. Solo se requiere que hagas este proceso una vez en el primer uso. Las otras veces que la vayas a usar, tu única tarea será encenderla y dejar que se caliente. Sabrás que ha alcanzado la temperatura adecuada leyendo la luz indicador o por el mensaje en la pantalla. Una de estas acostumbra a usar entre uno y dos minutos para que se caliente, pero algunos usuarios dejarán que se caliente un poco más para asegurar una buena temperatura.

Conociendo los ingredientes básicos

Al igual que las cafeteras espresso, las semi-automáticas y automática necesitan de agua y granos. De momento aún no hay ninguna que se lo vaya a comprar… Estos ingredientes parecen obvios, pero elegir el grano adecuado para la mezcla y usa una agua buena son los dos factores más importantes cuando se trata de hacer un café realmente bueno.

Café

Ya que las cafeteras automáticas contienen un molinillo que ya hemos mencionado varias veces (debido a su importancia), te garantizamos que recibirás lo beneficios de tener un grano de café recién molido cada vez que pulses el botón. Con estas solo tienes que poner el grano en su compartimiento correspondiente y esta determina la cantidad adecuada a moler en cada ciclo. De lo único que te tienes que preocupar es de comprar un tipo de grano adecuado y que te guste.

Para hacer un cortado de verdad, estos necesitarán que tengan un contenido bajo en aceite, ya que esto es una característica que permite a los granos de que sean demasiado suaves para las cuchillas interiores. El grano que tiene aceite, se queda bastante junto y posiblemente bloquee el aparato, algo que no quieres. Algunas superautomáticas te dan la opción de usar café molido si tienen el dosificador del que hemos hablado anteriormente. Mientras que esto es una buena característica y te deja ganar algo de control recomendamos usarlo con moderación.

Agua

Otra de las claves para un buen cortado o café intenso. Además de la filtrada dependerá la vida de tu cafetera. Esta proviene con un balance acertado entre minerales y gusto y hace decrecer la química mala que puede afectar no solo a tu cuerpo si no también a un utensilio no precisamente barato como este.

Algunas viene equipadas con filtros de agua que hacen un trabajo excelente en remover el calcio y otros minerales de la de grifo. Aunque personalmente es un extra que no pago porque ya tengo uno de estos en la cocina. Sea como sea, estos filtros están situados en las represas de las cafeteras automáticas y sacan el agua necesaria para la preparación del café de modo que la que no está filtrada nunca toca los componentes internos.

Preparando café por primera vez

Ahora que ya conocemos los ingredientes básicos y únicos que necesitamos para disfrutar de una automática, ya podemos empezar a preparar un café que incluso los italianos envidiarían.

Algunos pueden discutir que estas cafeteras no pueden reemplazar el aroma y sabor de un cortado, peor el caso es que tendrás un café exquisito sin lugar a errores. Solo tienes que elegir el líquido a dispensar en la taza y la cafetera superautomática molerá, apretará y preparará así como sacar los restos no deseados. Ya sabes que es tan fácil como programar o pulsar un botón.

Con la característica de la pantalla podemos hacer espuma que es un híbrido cogiendo los mejores componentes de una cafetera de goteo y una espresso para crear el mejor café. Esta espuma o crema termina cogiendo un sabor único porque se hace con la misma presión que el espresso con el volumen de la taza. El resultado es algo que realmente tienes que probar para creerte.

A parte de elegir la cantidad de líquido para la preparación, las cafeteras superautomáticas te permiten elegir opciones para alterar el triturado del grano o la temperatura. Hacerlo cambia la velocidad en la que se prepara tu taza y por supuesto también cambia las características de sabor.

Más sobre la espuma y el vapor

Ya hemos comentado la habilidad de crear lattes, cappuccinos y cualquier otra combinación que te puedes encontrar en Starbucks o cualquier cafetería. Adivina qué, los profesionales de estos establecimiento también tienen que comprar sus cafeteras. Puedes hacer todos estos cafés gracias a la tecnología Termobloque que calientan el agua para espuma y vapor al mismo tiempo. La temperatura para ambas cosas es mucho más alta que para preparar el café, por esta razón las cafeteras automáticas generalmente necesitarán unos segundos extras cuando quieras hacer alguna de estas dos cosas.

Para hacer la espuma involucraremos el uso de la vara, que de una forma fantástica hace circular el aire con el uso de la manga de vapor. Esto elimina el requerimiento normal de espuma de tener que hacerlo manualmente moviendo la vara arriba y abajo. Algunas más caras también tienen una característica que remueve la lecha de contenedores externos, hacen espuma y la ponen directamente a la taza. En otras puedes encontrar este “palo” con dos posiciones. De este modo puedes cambiarlas dependiendo de la función que le vayas a dar, de espuma o vapor.

La manera de hacerlo de cada una dependerá de la cafetera automática que compres, pero ten en cuenta que estas funciones hay que aprenderlas un poco pero tranquilo que no te hace falta profesor. Recuerda que si tu máquina de café no viene equipada con tecnología Termobloque, necesitarás que se enfríe un poco antes de hacer otro café solo. Puedes avanzar un poco el proceso dejando que salga vapor y agua caliente por la vara cuando el aparato se enfríe.

Limpieza y mantenimiento

Algunas se limpian solas otras requieren un poco más de atención. Por lo general es un momento y se te indicará por la pantalla o las luces lo que necesitas hacer. Tanto si tienes pocos granos (algo que los adolecentes querrían) de café, agua o necesites tirar los desechos, tu cafetera te lo hará saber.

Ya hemos comentado anteriormente que algunas vienen con un contenedor que se puede remover y limpiar a menudo. Ya que es dónde toda la preparación tiene lugar, es un sitio dónde es propenso a “recolectar” aceites y residuos. Por suerte es fácil de remover, para que le puedas pasar un agua y secarlo varias veces a la semana. Recuerda que esos contenedores que no se pueden sacar, se limpiaran ellos solos, por lo que es una característica que va atada las cafeteras automáticas más caras de todas.


La Jura Impressa de 900 euros que hemos listado más arriba es de las que lo hacen todo solas.

También tienes que prestar atención a las bandejas. Están situadas debajo de la zona dónde se dispensa el espresso, y las encontrarás frecuentemente llenas con agua desechada del proceso. También la captura cuando la vara purga, así que estará llena de líquido en exceso que debe ser tirado.

Como puedes imaginar, a nadie le gusta encontrarse un trozo de leche pasado en sus lattes o cappuccinos. Para evitar esto, asegúrate de limpiar la vara cada vez que la uses. Esto se hace abriendo y cerrando el tirador de vapor, dejando pasar el agua que puede estar ahí condensada debido a usos anteriores, antes de que empieces tu nuevo ciclo. También querrás abrir la válvula de vapor una vez has hecho espuma ya que de este modo se limpia el exceso de leche. Se ayuda así a enfriarla a temperatura de preparación. Para mantener el exterior de la vara limpio, sólo hace falta que lo hagas tu mismo con un trapo después de hacer vapor.

Cada dos o tres meses, recomendamos descalificar la cafetera automática. No te preocupes, la máquina te indicará cuando es necesario basándose en los números de tazas que hayas hecho hasta el momento.

¿Esta información te ha sido de utilidad?

Sólo haciendo clic al botón de +1 de abajo nos motivas a ampliar la información.

Algo sobre nosotros

  • Nos da igual de qué marca provenga un producto. Centramos nuestros esfuerzos en hacer análisis objetivos.

  • Si valoras las horas y el trabajo que hemos hecho para ti, puedes darnos soporte muy fácilmente simplemente usando las ofertas que te proponemos. Comprarás las mejores ofertas de internet y además nos dan una mini comisión que usamos para mantener el blog y seguir haciendo artículos.

¿Quieres comentar?

Comenta en este apartado si tienes cualquier duda.